¿Qué es la dermatología cosmética?

La dermatología cosmética (o medicina estética) es un campo especializado de la dermatología que se centra en mejorar la piel de la cara y el cuello con fines estéticos y no para tratar una afección médica. Puede tener un gran impacto en el bienestar mental y la confianza de una persona. Procedimientos como el bótox, los rellenos dérmicos, los peelings y la depilación láser son ejemplos de procedimientos dermatológicos estéticos.

La dermatología estética va más allá del cuidado cosmético de la piel y se realizan habitualmente procedimientos mínimamente invasivos, como inyecciones. Estas prácticas pueden combinarse con el tratamiento médico para obtener los mejores resultados.

 

¿Qué trata la dermatología estética?

 

Un procedimiento dermatológico cosmético puede utilizarse para mejorar su aspecto en:

  •          Arrugas
  •          Envejecimiento prematuro
  •          Líneas de expresión
  •          Pigmentación de la piel
  •          Cicatrices
  •      Lunares y otras lesiones

 

¿Cuáles son los procedimientos más frecuentes?

 

Dentro de los procedimientos más utilizados en dermatología cosmética, podemos destacar:

Inyecciones de BOTOX®: el procedimiento más popular y rápido que la cirugía para mejorar el tono de la piel.

Rellenos dérmicos (ácido hialurónico): pueden dar más volumen a los labios y una piel más tersa y suave.

Microdermoabrasión: rejuvenece la piel, sobre todo cuando hay cicatrices, estrías o daños causados por el sol.

Exfoliaciones químicas: pueden mejorar el tono y la textura de la piel, especialmente en caso de cicatrices de acné y pecas.

Depilación láser: para eliminar el vello fino excesivo.

 

 

[ Conoce Nuestra Gama de Inyectables ]